El pasado martes 26 de septiembre, profesionales del proyecto ‘SALAM: prevención de la islamofobia, radicalismo islámico y promoción del diálogo interreligioso’ se reunieron en Amsterdam con otros 12 socios de países europeos que trabajan en la prevención de diversos radicalismos.

La reunión se enmarca dentro de la RAN (Radicalisation Awareness Network) de la Comisión Europea, que se encarga de la lucha contra el terrorismo y el extremismo violento más allá de la vigilancia y la seguridad;  y dentro del grupo de trabajo Youth, Families and Communities. Tras una revisión compartida y crítica de los distintos manuales existentes, la reunión tuvo como foco empezar a trabajar en una herramienta conjunta dirigida a profesionales que trabajen con jóvenes.

El próximo encuentro al que asistirá nuestra entidad tendrá lugar en Viena el 6 y 7 de diciembre, con un grupo más amplio que contará con 50 profesionales de distintos países europeos.

 

Desde hace un año, través del proyecto ‘SALAM: prevención de la islamofobia, radicalismo islámico y promoción del diálogo interreligioso’, se pretende sensibilizar, formar e impactar socialmente por medio de la implicación de diversos agentes que trabajen conjuntamente en la ruptura de prejuicios y estereotipos y en la promoción de la igualdad de trato y no discriminación por motivos religiosos. Del mismo modo, trabajamos de manera directa con jóvenes de diversas adscripciones religiosas fomentando espacios de encuentro seguros, donde poder trabajar la importancia de la identidad religiosa y evitar posibles choques. Este proyecto está financiado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea.