Tu pequeño esfuerzo es toda nuestra fuerza... IMPLÍCATE
Siguenos:

Cooperación Internacional al Desarrollo

La construcción de otro modelo de desarrollo, inspirado en los derechos humanos, que acabe definitivamente con la pobreza y con las exclusiones de todo tipo, es imprescindible.
Desde esta perspectiva abordamos el trabajo de Cooperación para el Desarrollo en La Merced Migraciones.
El reto consiste en involucrar a las personas beneficiarias para que se sepan protagonistas de su propia historia de liberación personal y colectiva, y para que definan su propio modelo de autodesarrollo.

 

Nos importa la desigualdad sufrida por los colectivos más marginales; la promoción de la mujer para unas nuevas relaciones de género; la lucha de los pueblos indígenas por la defensa de su identidad y de sus derechos; la integración delos colectivos que habitan en los cinturones de pobreza de las grandes ciudades; el desarrollo de las poblaciones campesinas más abandonadas.
La Merced Migraciones quiere asumir, junto a ti, estos retos, como irrenunciables. La meta a la que aspiramos es la edificación de un nuevo orden mundial realmente intercultural. Un mundo en el que se respete la identidad de cada comunidad y se haga posible la auténtica emancipación de los pueblos empobrecidos, cooperando con ellos desde la diversidad y el respeto.

Es un proyecto de apadrinamiento de niños/as y jóvenes de las escuelas primaria y secundaria, de familias desfavorecidas que carecen de recursos. Provienen del barrio de la Briqueterie en Yaoundé (Camerún), la población de San Martín (El Salvador) y Ngovayang (Camerún).

Con tu ayuda será posible ofrecerles una educación digna. Juntos les aseguraremos asistencia sanitaria y la alimentación conveniente para que puedan continuar el proyecto escolar. Nuestra prioridad son los niños /as y jóvenes como sector más vulnerable de la sociedad y motor del desarrollo futuro de los países en vías de desarrollo.

¿A qué te comprometes cuando apadrinas?

A realizar una aportación mínima de 20 euros mensuales. Compartiendo al menos 70 céntimos de euro al día de tu presupuesto personal o familiar garantizaremos un futuro mejor para los niños y jóvenes y sus familias, combatiendo juntos las causas y efectos de la pobreza.

Desde La Merced Migraciones creemos que es imprescindible una comunicación que favorezca un vínculo afectivo entre el niño/a o joven apadrinado (o su familia) y el padrino. Por eso, te comprometes a mantener una comunicación mediante correspondencia con el niño/a o joven apadrinado que favorezca tu implicación en el proyecto.

Comunicación entre el niño, padrino y proyecto

Queremos que recibas noticias del niño y del proyecto al menos tres veces al año. Envía tus cartas directamente a la dirección que se te adjuntará a la documentación del niño. En el caso de Camerún, la comunicación entre el niño y el padrino será en francés, pero no te preocupes. Si no te es posible escribirle en este idioma nuestros colaboradores traducirán tus cartas.

Vemos conveniente que, por tu seguridad, no pongas tu dirección y que no envíes regalos porque crearíamos desigualdades entre los niños.

¿Cuánto durará la relación?

Tú puedes decidir cuánto deseas que dure esta valiosa relación. La Fundación La Merced Migraciones lo asume como algo propio y duradero en tiempo.

Los motivos por los que un niño no puede continuar siendo apadrinado son, generalmente, el abandono de la escuela o la emigración de la familia fuera del área del proyecto. En este caso se te asignará otro niño o joven para apadrinar.

¿Cuándo comienza el apadrinamiento?

En cuanto nos sea enviado el comunicado de tu domiciliación bancaria, se efectuará el primer pago y te enviaremos la ficha de tu apadrinado con su foto, datos personales y su número de identificación.

CONTACTO: rayoluzesperanza@lamercedmigraciones.org

 

 

Traducir »