Tu pequeño esfuerzo es toda nuestra fuerza... IMPLÍCATE
Siguenos:

El deseo de Reyna Oceanía

«El deseo de Reyna Oceanía» – de Dulce María Chambi Pacompia (Perú, 2005) – ha sido el relato ganador en la categoría de jóvenes del II Concurso Literario de Microrrelato de la Fundación La Merced Migraciones, enmarcado en el Proyecto SALAM: Promoción de la convivencia intercultural e interreligiosa y prevención de la intolerancia por motivos religiosos.

 

A continuación, te lo ofrecemos íntegramente:

En la plaza central Lord Europeo, Don Américo, Lady Asia, el joven Áfrico y tú: La Reyna Oceanía celebran alegres una fiesta.

Había despertado ansiosa tu mente empobrecida y deseosa. Amaneciste sabiendo que es el día, y ya te esperan las regiones unidas. Lord Europeo hace la melodía, Áfrico canta con alegoría, Don Américo baila al ritmo de zapatería, tú sigues el sonido de las guitarras y tambores mientras Lady Asia camina sobre las aguas esperando ser respondida:

 

– “¿De su agrado es?” – pregunta
– Vibra su religión mi Lady – respondes
– Es magnífico mi Reyna
– Mi juventud otorga oportunidad de aprendizaje
– Es cierto su majestad, disfrute cada momento que mañana no será la misma
– Empoderada de saber estaré
– Así será. Durante la merienda habrá mucho para compartir
– Espero mi mente y alma saciar
– Aprender es el objetivo – concluye Lady Asia

 

Siéntete alegre, la más grande fiesta es. No termina, pero Sol avanza. Disfrutas el momento, te enriquece esa convivencia intercultural porque la compañía exilió la soledad de la ignorancia.

 

– Cuénteme más lady Asia – ruegas
– El Buda representa nuestra grandeza divina, pero hay más – responde lady Asia
– Nosotros somos animistas – dice Áfrico
– Me conmueve su credo – opina Don Américo
– Las inmensidades del culto – afirma Lord Europeo
– Encantada por la variedad – respondes

 

El tiempo aseguro que tu deseo sea otorgado. Ahora en tu alma y mente el conocimiento habita. En tu piltra saboreas los recuerdos de este día vivido, esperando concluir una idea significativa. Has nutrido la mente y saciado tu alma, las creencias multiculturales contadas te han revivido. Así ha sido tu placer complacido, reflexionas que hubiera pasado de no haber vivido esta diversidad cultural, pero ahora jubilosa esperas el mañana.
«El deseo de Reyna Oceanía» ha sido la obra ganadora de Dulce María Chambi Pacompia.
Traducir »